Atacama busca a su Tesoro Humano Vivo 2013

Tesoros Culturales Vivos Atacama 2013Creado en el 2009 el programa Tesoros Humanos Vivos, es la instancia oficial que canaliza el reconocimiento que el Estado chileno otorga a personas y comunidades portadoras de manifestaciones del Patrimonio Cultural Inmaterial nacional de alta significación para el país y las comunidades locales, o bien, a aquellas expresiones en peligro de desaparecer.

Con esta intención, hasta la fecha  y a través de este programa el Consejo de Cultura, ha reconocido a 20 Tesoros Humanos Vivos en Chile, uno de ellos es de la Región de Atacama. Se trata de la Comunidad Colla de Río Jorquera y sus afluentes que recibió esta distinción el año 2011, como heredera y portadora de una tradición trashumante.

En conocimiento de la riqueza patrimonial de la región, es que la Directora Regional de Cultura, Jacqueline Chacón Díaz, invita a la población a participar en esta convocatoria haciéndose parte de la recuperación, salvaguarda y fortalecimiento de la cultura local. “Es importante reconocer a quienes hoy son cultores de expresiones originarias en vías de extinción, mediante por ejemplo la artesanía diaguita, la Fiesta a la Virgen de la Candelaria, los bailes típicos del norte y otras tradiciones en el ámbito de la minería, la música, la medicina y la gastronomía popular de nuestro territorio”

La autoridad indicó además que el primer paso para ser parte de esta iniciativa, es que una persona natural o jurídica inscriba la candidatura para que un individuo o comunidad sea reconocida con la distinción de Tesoro Humano Vivo, a través de un formulario de postulación disponible en la oficina regional del Consejo de la Cultura en Atacama 660 y en los portales: www.cultura.gob.cl – www.portalpatrimonio.cl

Convocatoria 2013

La novedad de este año es que se conformará un Comité de Expertos Macrozonal en el norte, centro norte, sur y extremo sur del país. Así, serán siete los integrantes de diversas disciplinas encargados de elegir los candidatos por cada zona, los cuales se transformarán en los cultores/as destacados/as.

Posteriormente se reunirá un Comité de Expertos Nacional -conformado también por siete integrantes-, quienes decidirán finalmente a los reconocidos. Éstos recibirán un reconocimiento en dinero de $ 3.000.000 para cada cultor individual y $ 7.000.000 para cada comunidad o colectivo.