Ex intendente de Arica: “aconsejé a colegios no recibir muebles por mala calidad”

Caso muebles y Ex Intendente de AricaEn la jornada de hoy del Caso Muebles, el ex intendente de Arica Luis Rocafull afirmó que a comienzos de 2008, tras visitar varios colegios de la ciudad y confirmar la mala calidad de los muebles que se habían entregado hasta ese momento, resolvió aconsejar al Servicio Municipal de Educación (Serme) que no recibiera más mobiliario y, a la vez, gestionar un nuevo proyecto para dotar de muebles a los establecimientos educacionales.

La ex autoridad explicó que a en enero de ese año recibió la visita del administrador municipal de Arica Nixon Hip y Gianpiero Cánepa -ambos acusados en el juicio-, quienes le solicitaron hacer una entrega simbólica de los muebles en un colegio de la ciudad, como se había realizado en Iquique con la ex intendenta Antonella Sciaraffia.

Rocafull se negó a la actividad, aduciendo que a él no le correspondía recibir los muebles, ya que era un proyecto del Gobierno Regional de Tarapacá, y a que aún los colegios no recibían el mobiliario. Agregó que a raíz de este hecho coordinó luego una visita a los colegios, comprobando que en algunos no se había recibido ningún mueble, mientras que en otros el mobiliario era evidentemente de baja calidad y no cumplía con las especificaciones técnicas del proyecto.

Ante dicha situación, y si bien no tenía las atribuciones para impedir la recepción de los muebles, el ex intendente recomendó al Serme que no se recibiera más mobiliario y conversó con la Secretaria de Desarrollo Regional la posibilidad de adquirir nuevos muebles para los colegios a través de otro proyecto. Este nuevo proyecto se concretó posteriormente y permitió que las escuelas de Arica contaran con mobiliario que sí cumplía con las normas de calidad chilenas.

Rocafull indicó que los muebles entregados en Arica jamás fueron recepcionados por el Gobierno Regional de Tarapacá  y que, ante las irregularidades detectadas tanto en el no cumplimiento de los plazos de entrega como de las especificaciones técnicas, y la posible adulteración de actas de entrega, denunciaron los hechos ante Contraloría y la Fiscalía.

El ex intendente afirmó que, antes de dar curso a cualquier pago, toda autoridad debe preocuparse porque la empresa adjudicada haya cumplido con los plazos de entrega y con el material ofertado, y que para ello deben existir actas de recepción conformes que den cuenta de dicho cumplimiento.