ANDIME acusa a subsecretario de notable abandono de deberes

ANDIME ChileEl Directorio Nacional de la Asociación de Funcionarios del Ministerio de Educación (ANDIME),encabezado por su presidente, Nelson Viveros, emitió una declaración pública en tribunales, luego de entregar documentación  del Senado y la Cámara de Diputados en que se reconoce como contrato colectivo vinculante el Protocolo de Acuerdo entre el Gobierno y la Mesa del Sector Público  firmado en noviembre de 2012, en que se señala el rotundo rechazo a los términos y fundamentos de la respuesta del Subsecretario de Educación a tribunales, en la que la autoridad emplea calificativos que afectan la honra de los funcionarios despedidos para intentar justificar una decisión administrativa arbitraria y abusiva.

En la declaración se expresa que la presentación del Subsecretario(S), Matías Lira Avilés, asevera que los motivos de las desvinculaciones se deben a “divulgar información relevante y de carácter reservado; faltas a la probidad; maltratar a sus compañeros; falta de compromiso y poca eficiencia; desempeño mediocre, no contar con las competencias necesarias para el cargo, haber maltratado a usuarios y funcionarios, entre otros, no obstante que pocos meses antes estos mismos funcionarios fueron calificados por sus jefaturas con notas de distinción y que, de haber ocurrido lo que señalan, la autoridad debería haber instruido de inmediato sumarios en contra de los responsables de esos supuestos hechos”.

ANDIME resalta que la respuesta entregada por la autoridad pone una vez más en evidencia  “-como lo han señalado parlamentarios, el movimiento estudiantil, los rectores del CRUCH y otros actores sociales e institucionales de la educación-, la incompetencia e incapacidad de quienes se encuentran a la cabeza de este Ministerio en el cumplimiento de sus responsabilidades y deberes”.

“Las aseveraciones de Matías Lira son temerarias y lo auto inculpan, junto a sus subalternos y jefes de departamentos correspondientes, de notable abandono de deberes por no adoptar las medidas que ameritaban las graves faltas y delitos que éste señala. De otro modo son una denostación, falta a la verdad, uso de métodos oscuros y torcidos, basados en una lógica fundamentalista y discriminatoria, que sitúa a los funcionarios del Ministerio en la última posición de la escala en la que pretenden encasillar a la mayoría de los chilenos”.

Los dirigentes acusan a las autoridades designadas por el actual gobierno de estar impregnadas de un fundamentalismo que les “impide abordar y resolver los problemas existentes al interior del Ministerio y el descalabro de una educación enfocada en el lucro y ligada a una ideología, que impone al mercado como único y excluyente mecanismo regulador de las funciones sociales y las relaciones entre los seres humanos”.

Al finalizar, el comunicado señala que “ANDIME y los trabajadores del Mineduc persistiremos -como lo hace la mayoría de nuestra ciudadanía-, en recurrir a todos los derechos legales que nos asisten y a nuestra movilización para impedir que se siga imponiendo esta lógica del sometimiento, por sobre la lógica de la participación y la creación de nuestro propio destino, que nos permita acceder a una mejor condición de vida y expectativas de desarrollo humano”.