Seremi Minvu encabeza taller regional para crear la nueva Política Urbana

Antonia Lehmann Minvu TarapacaEl seremi de Vivienda y Urbanismo, Carlos Alarcón, encabezó en Iquique el “Taller de Trabajo: Hacia una Nueva Política Nacional de Desarrollo Urbano”, en el que se presentó y debatió el documento preliminar que elaboró la Comisión Asesora Presidencial.

“Estos talleres se replicarán en todas las regiones del país y esperamos alcanzar el consenso suficiente para que el Presidente promulgue esta nueva Política Urbana el primer semestre del 2013”, puntualizó el seremi.

Agregó que el  Gobierno del Presidente Sebastián Piñera dio prioridad a la formulación de una Nueva Política Urbana para Chile, con el fin de entregar soluciones a los problemas asociados al desarrollo urbano, en conectividad vial, la conservación de valores paisajísticos y naturales, el patrimonio histórico y la sustentabilidad, entre otros, que todos conocemos y que todos sufrimos a diario.

Todos ellos –precisó la autoridad- evidencian la falta de una Política Urbana que entregue los lineamientos respecto de cómo abordar y administrar nuestras ciudades, que viven procesos de constante cambio y crecimiento.

Luego de 8 meses de trabajo, se materializó un documento preliminar de Política Urbana, que plantea como objetivo central la calidad de vida de las personas, en un contexto de desarrollo sustentable. También propone objetivos y lineamientos en cuatro ámbitos: desarrollo económico, equilibrio ambiental, integración social, identidad y patrimonio, más uno transversal que se considera como condición necesaria para avanzar en las líneas propuestas; la institucionalidad y gobernanza.

La Comisión Asesora Presidencial en la materia recogió los aportes de cinco subcomisiones, además del Comité de  Seremis y de la Mesa Intersectorial que reunió 11 ministerios. Estas instancias consideraron, en distintos momentos, la participación de todos los actores, públicos y privados, involucrados en el desarrollo de la ciudad.

Conclusiones

La jornada de trabajo se desarrolló en cinco mesas temáticas, de las cuales se destacan las siguientes conclusiones:

Integración Social: Es necesario incorporar en la política mecanismos de supervisión que aseguren el buen cumplimiento; se incorpore el concepto de acceso universal al espacio púbico y a la vivienda; que se implementen programas públicos participativos, donde la ciudadanía esté involucrada desde el inicio de la planificación.

Desarrollo Económico: incorporar el binomio rentabilidad económica y rentabilidad social; respeto de los ámbitos de acción entre lo público y privado; no cambiar las “reglas del juego” una vez aprobados los proyectos de inversión; uso eficiente del espacio público y medios colectivos de transporte público; apuntar hacia el menor costo de personas y bienes; identificar a un solo interlocutor del Estado, de manera de optimizar los proceso de aprobación de emprendimientos privados.

Sustentabilidad Ambiental: énfasis en cambiar el concepto de ciudad por el de “asentamiento humano”; reconocer la biodiversidad del territorios y los servicios sistemáticos del mismo; implementación de planes de mitigación y prevención en materia medio ambiental; catastro periódico de los recursos naturales con objetivos claros y definidos.

Identidad y Patrimonio: actualizar los conceptos de identidad y patrimonio; pensar no sólo en la ciudad sino en los distintos asentamientos humanos; identificar los que existe como patrimonio en el país; considerar el valor educativo del patrimonio desde niveles prescolares; fomentar proyectos a pequeña escalar, acotada a resguardar la herencia cultural y el espacio público patrimonial, fomentar la investigación.

Gobernanza e Institucionalidad: incorporar la participación como concepto transversal; creación de un Consejo de Ministros o una instancia de esas características, que vele por la buena implementación de la Política Nacional Urbana; fortalecer esa misma institucionalidad en las regiones.